Navegación y robótica

Navegación y robótica

Nuevas tecnología en cirugía de columna. Navegación por TAC y Robótica.

Los navegadores por TAC suponen una revolución en el campo de la Cirugía de Columna . Los cirujanos de columna nos enfrentamos principalmente a un gran desafío durante los procedimientos de estabilización de la columna cuando colocamos tornillos pediculares: la posibilidad de producir lesiones neurológicas que pueden llevar a la paraplejia u otras  secuelas neurológicas y también a dolores radiculares.  Esta es la razón por la que, en muchos procedimientos, por el riesgo de lesión de la médula espinal o de las raíces nerviosas, nos hacemos acompañar en el quirófano por neurofisiólogos, que monitorizan y controlan la conducción del impulso nervioso durante la cirugía.

Este tipo de navegadores constituyen un gran avance porque permiten la colocación de los tornillos de un modo mucho más seguro. Gracias a ellos, el cirujano puede introducir con visión tridimensional directa la sonda en el pedículo de la vértebra y después el tornillo en la posición y dirección exacta, evitando la invasión del canal medular.  La aplicabilidad es enorme, especialmente en los casos de escoliosis, porque en estos casos las referencias anatómicas que orientan al cirujano que opera “con técnica de manos libres” se pierden por la displasia y por la inclinación y rotación de las vértebras. Las dificultades son extremas en los casos de deformidades del adulto con osteoporosis. Aunque tradicionalmente en el quirófano utilizamos aparatos de radioscopia, estos instrumentos ofrecen imágenes de calidad muy inferior.

Este tipo de aparatos, por su alto coste, solo está disponible en los centros más avanzados de los países desarrollados. En el Hospital Ruber Internacional, en especial en la Unidad de Patología Vertebral, disponemos de la tecnología más avanzada de imagen: el navegador por TAC O-ARM y el Robot MAZOR.

El sistema de imágenes quirúrgico O-ARM® es una plataforma de imágenes quirúrgica multidimensional que está optimizado para su uso en la columna vertebral. Proporciona en tiempo real imágenes intraoperatorias de la anatomía de un paciente con imágenes de alta calidad y un campo de gran visión tanto en 2D como en 3D.

El robot Mazor facilita el reconocimiento automático de la anatomía mediante su software en tres dimensiones , permitiendo al cirujano planificar antes de la cirugía la colocación de los implantes y después, durante el acto quirúrgico, dejarse “dirigir” con una precisión extrema en la ejecución de su planificación por el brazo robótico.